Carne

Los productos cárnicos deben ser envasados enfriados o congelados. Por esta razón, es esencial contar con un embalaje compacto y resistente, y que conserve su máxima resistencia en condiciones de humedad – y además, disminuye el tiempo de congelación.

Un embalaje de cartón compacto es también el embalaje ideal de exportación para el suministro de un producto perfecto en cualquier parte del mundo, independiente de las condiciones climatológicas.

Finalmente, la superficie lisa del cartón, permite realizar impresiones de alta calidad. De esta manera, cualquier embalaje puede ser provisto de un llamativo diseño gráfico. ¡Marca de calidad garantizada!