Pescados

Para la calidad del pescado, es esencial contar con el modo de transporte adecuado. Para el sector rigen estrictas condiciones de transporte, en las cuales la temperatura y la cantidad de humedad son factores determinantes. Un exceso de agua descongelada o fluctuaciones de temperatura pueden conducir a un acelerado pudrimiento del producto. Un embalaje adecuado ofrece resistencia contra incidentes fortuitos, y por lo mismo, es una parte elemental del proceso de transporte.

Pescados frescos, congelados o envasados al vacío: nuestros embalajes conservan el pescado en las mejores condiciones posibles. El cartón compacto es una alternativa respetuosa con el medio ambiente y durable para los cajones de poliestireno y de plástico.