Los alimentos merecen la mejor protección

30 October 2019

Hoy es el Día Mundial de la Alimentación, un día en el que el foco se pone en la seguridad alimentaria. Por desgracia, esto aún sigue siendo necesario: aunque la producción de alimentos es enorme, más de 800 millones de personas no tienen para comer. Aún más preocupante es el hecho de que, en Occidente, un tercio de los alimentos no se vende y, por lo tanto, se tira a la basura. Estamos convencidos de que un buen envase contribuye significativamente a reducir los residuos. Por eso les damos a los productos frescos como las frutas y las hortalizas la protección que se merecen.

Es evidente que hay que reducir el desperdicio de alimentos. De hecho, se trata de una de las formas más eficaces de resolver la escasez mundial de alimentos en una población mundial en rápido crecimiento. De todos los alimentos que se tiran al año, 50 millones de toneladas de alimentos son de excelente calidad. Sin embargo, como algunos alimentos no tienen un aspecto lo suficientemente recto, como es el caso de los pepinos torcidos, no llegan a las estanterías. Además del problema de la escasez de alimentos, existe el problema del impacto que todos estos alimentos que tiramos tiene en el medio ambiente. Este impacto es comparable al de las emisiones de medio millón de automóviles.

Un buen envase mejora la vida útil

Como vemos, en general, los alimentos que tiramos son un problema importante. Un buen envase no es la solución para todo, pero contribuye en gran medida a reducir los residuos. Después de todo, un buen envase asegura que los alimentos permanezcan en perfecto estado durante más tiempo. La seguridad alimentaria y la vida útil son, por lo tanto, dos de los aspectos más importantes en Smart Packaging Solutions. El cartón sólido con el que se fabrican nuestros envases cumple todas las normativas vigentes en materia de seguridad alimentaria. Realizamos comprobaciones en todo el proceso de producción, a través de diversos controles de calidad, para que esto sea así.

Además, el material de envasado es resistente a la humedad, ideal para alimentos frescos y congelados como la carne y el pescado. Incluso en contacto con la humedad, el envase sigue siendo igualmente resistente, lo que garantiza la vida útil de los productos alimenticios. Por último, nuestros embalajes están fabricados de tal manera que no corren el riesgo de romperse. Estos aspectos positivos, combinados con la experiencia de nuestros expertos, dan como resultado un envase que protege perfectamente cualquier producto frágil de origen natural. The Perfect Body.

¿Busca también una solución de envasado sólida y que ofrezca gran protección, que garantice una seguridad alimentaria y una vida útil óptimas para sus productos? En ese caso, póngase en contacto con nuestros especialistas.